Objetivos

 

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una afección potencialmente prevenible con una elevada prevalencia y que ocasiona un alto gasto económico y social.

La importancia de un diagnóstico correcto y precoz radica en el hecho de que permite instaurar tratamientos para la enfermedad. Muchos de estos pacientes reciben tratamiento en atención primaria durante años por otras patologías prevalentes sin que por ello se les diagnostique de su enfermedad respiratoria. Dado que la enfermedad y su tratamiento suponen un impacto importante en la vida del paciente, el diagnóstico y el tratamiento adecuados de la EPOC es un factor primordial en la atención sanitaria de estos pacientes.

Para ello son necesarias estrategias que mejoren el conocimiento y la actitud de los pacientes hacia la enfermedad, y requiere la implicación de todos los profesionales de la salud. El farmacéutico juega un papel clave en esta labor de educación sanitaria, manteniendo una actitud activa en la concienciación del paciente sobre la enfermedad, la dispensación del tratamiento una vez diagnosticado y complementando/reforzando los consejos del médico sobre posología, duración del tratamiento, efectos adversos, etc., recordando la importancia de completar el tratamiento en su totalidad, de tomar bien el medicamento, con el objetivo de que el paciente adquiera un mayor compromiso con su terapia. Todo ello con los siguientes fines:

  • Ayudar al farmacéutico comunitario en el ofrecimiento y prestación del servicio de cribado y abordaje de la EPOC en la farmacia comunitaria.
  • Mejorar la atención prestada al paciente con EPOC mediante: 
    • El fomento de la adherencia a sus tratamientos farmacológicos.
    • El adiestramiento para un correcto manejo de sus dispositivos de inhalación.
    • La mayor coordinación y comunicación entre médico y farmacéutico comunitario.