Objetivos

Este servicio consiste en la realización desde la farmacia comunitaria del abordaje y de la farmacoterapia del paciente.

Se realiza mediante la atención personalizada del paciente con dolor por el farmacéutico comunitario en colaboración con el resto de profesionales sanitarios. En una primera visita se registra el tratamiento farmacológico y si el paciente no está diagnosticado se caracteriza y valora la intensidad del dolor y la calidad de vida del paciente, con el fin de remitirlo al médico para que lo diagnostique y trate. Si lo está se comprueba la adherencia, la intensidad del dolor, la calidad de vida del paciente y se revisa la farmacoterapia y el uso de los medicamentos, se proporciona información farmacoterapéutica, indicación farmacéutica, educación sanitaria, y se sigue el tratamiento y cuando sea necesario se deriva al paciente a otros servicios farmacéuticos o a otros profesionales sanitarios.

Los métodos de medición validados consisten en aplicar la Escala Visual Analógica (EVA) (15), el diario del dolor, el Cuestionario de categorización del dolor de McGill (16), adaptado y el índice de Lattinen, que permiten reducir tanto el tiempo de diagnóstico como del inicio de la prescripción del tratamiento. Otros métodos de medición serán cuestionarios específicos e individualizados a cada paciente y patología junto con otros métodos de valoración de la calidad de vida (EUROQOL-5D, SF-12…).

Todo ello con los siguientes fines: 

  • Mejorar el uso racional y prevención de la morbimortalidad asociada a la farmacoterapia analgésica a través de la educación sanitaria al paciente, detectar y resolver Problemas Relacionados con los Medicamentos (PRM) y prevenir y resolver Resultados Negativos a la Medicación (RNM); reducir la intensidad del dolor.
  • Mejorar la calidad de vida el paciente.

Reducir el tiempo de diagnóstico y tratamiento médico del dolor.

Prevenir la morbimortalidad asociada a la farmacoterapia analgésica.

 

Promueve

 

 

Avalan

 

 

 

Colaboran